TROMPETA: NO MOLESTAR A VECINOS

    Algunos de los mejores consejos para poder practicar tu hobby sin molestar, pueden ser los siguientes:



TROMPETA
TROMPETA SI-BEMOL

  • Habla con tus vecinos sobre tu agenda de prácticas. Explícales que debes ensayar regularmente para mejorar tus habilidades y para mantener los músculos de tu boca en forma con el fin de seguir tocando el instrumento. Pregúntales sobre sus agendas y cuál es el mejor horario en el que puedes tocar sin molestarlos. Esta conversación la deberías tener antes de que tus ensayos se hayan convertido en un problema. Si ya has tenido quejas, comienza la conversación con tus vecinos disculpándote.

  • Compra una sordina. Este es un dispositivo que insertas dentro de la campana de la trompeta, que le baja el tono lo suficiente como para que no se escuche dese una habitación próxima; quien la ejecuta puede escuchar el sonido con auriculares. Es un problema ensayar con una sordina siempre, porque limita tu posibilidad de evaluar el volúmen y el tono, pero te puede ayudar a conseguir valiosas horas de ensayo.

  • Ten un espacio de ensayo alternativo para usar una o dos veces por semana sin molestar a los demás. Las buenas alternativas son espacios en las universidades locales o las iglesias, si te lo permiten.  

  • Practica en una habitación que tenga elementos acolchados y alfombras; Esto absorbe parte del volumen, especialmente si la habitación es pequeña y tiene capas de material aislante. Cubre las superficies duras y reflectivas como las mesas y las ventanas con frazadas para aumentar el efecto.  

  • Evita hacer sonidos que no sean placenteros cuando sabes que tus vecinos te puedan estar escuchando. Evita la música y los ejercicios como las gamas altas y bajas, los ejercicios repetitivos (o la repetición de un pasaje difícil) o las partes fuertes de los ensambles. Ahorra estos ensayos para cuando no estén tus vecinos o para la práctica con sordina.  

  • Controla el volumen, ahorra las partes de gran orquesta y los fortissimos para los momentos en que sepas que puedes dejarte ir o habla con tus vecinos y pídeles "permiso" para trabajar en eso cuando lo necesites.  

  • Ten gestos de gratitud con tus vecinos de vez en cuando, como por ejemplo notas de agradecimiento o galletas, especialmente cuando deban escucharte practicando más que de costumbre (por ejemplo cuando te estés preparando para una audición o un espectáculo).


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjenos su comentario.....

Google+ Badge